Artículos recientes

Nuestro aliado para la actividad física: ¿pulsera o reloj?

En los últimos años, y más a raíz de la pandemia, parece que la sociedad se está concienciando acerca de la gran incidencia que tiene la actividad física sobre nuestra salud, tanto física como mental. Es por ello, que cada vez más, se están buscando herramientas que inviten a toda persona a iniciarse en el mundo del deporte. Una de las herramientas o instrumentos más usados y que reportan mayor información a los usuarios son el reloj deportivo y pulsera de actividad. Ahora bien, es importante tener claras las diferencias entre ellos para que, en caso de comprar uno, este se adapte a las necesidades que tenemos o a los datos que queremos obtener.

¿Qué es la pulsera de actividad?

La pulsera de actividad es un wearable, normalmente sencillo, que nos permite conocer cómo son nuestros hábitos diarios. La mayoría de ellas nos permiten conocer el número de pasos diarios, la distancia recorrida, las pulsaciones medias, la hora e incluso las principales notificaciones recibidas en nuestro teléfono móvil.

Es importante tener en cuenta que estas no acostumbran a disponer de GPS, por lo tanto, las distancias se miden a través de los pasos y estos se cuentan a partir de nuestro movimiento. En consecuencia, podemos estar caminando y que la posición de nuestro brazo haga que el aparato no detecte el movimiento o, por lo contrario, que solo moviendo el brazo nos esté contando pasos.

En general, este wearable se recomienda para personas que se inician en la actividad física cotidiana, que se proponen dejar el sedentarismo y empiezan a moverse más, ya sea caminando o haciendo cualquier otro movimiento.

Existen determinadas marcas que permiten, a través de su app móvil, comparar los resultados del usuario con amigos que dispongan de la misma herramienta. Esto hace que entremos en una dinámica de juego y queramos competir, incrementando nuestro movimiento diario. Algunos ejemplos de este producto son: Xiaomi Mi Band 4c, Honor Band 5 y Amazfit Band 5.

¿Qué es el reloj de actividad?

Por otro lado, tenemos el reloj deportivo, un smartwatch con GPS, es un instrumento que, al igual que la pulsera, sirve para medir nuestros hábitos diarios. Adicionalmente, acostumbran a tener muchas modalidades de deporte, en las que te medirá pulsaciones, kcal quemadas, velocidad del km e incluso el número de largos en la piscina.

Los smartwatchs acostumbran a ser aparatos más completos, con GPS, lo cual nos proporciona datos mucho más fiables. Los principales compradores de estos objetos son runners o personas ya iniciadas en el mundo del deporte, que buscan medir sus objetivos de una forma más específica. Hay opciones muy interesantes: Amazfit GTS 2 Mini, Huawei Watch GT 3 y Oppo Watch, entre otros.

Por último, destacar la gran diferencia de precio que hay entre unos y otros. Es posible encontrar pulseras de actividad en el mercado a partir de 15 euros, mientras que un reloj, de los más básicos, podríamos adquirirlo a partir de 40 euros.

En el Día Mundial de la Salud, y cada día, te animamos a usar la tecnología para realizar el ejercicio físico que más te motive y cuidarte.