Artículos recientes

Estudio sectorial sobre la implantación de las TIC en las empresas españolas

El Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, presentó el pasado mes de junio el informe e-Pyme, un análisis sectorial que se realiza anualmente y que examina los datos sobre la implantación y el uso de las TIC en las empresas españolas.

Entendemos por TIC el conjunto de recursos que resultan de aplicar conjuntamente lo que ofrecen las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, ámbitos que desde hace ya algunos años van muy de la mano.

Nuestro país se encuentra en plena fase de recuperación económica después de los mejorados resultados obtenidos en 2016, respecto a 2015, tanto en lo relativo al PIB (3,2% mayor), como en lo relativo al empleo (un 2,9% más de personas ocupadas). Entre los factores que contribuyen a este aumento de “riqueza” se encuentra la progresiva transformación digital de las empresas, un cambio que puede suponer un incremento de la productividad empresarial y de los procesos clave que suponen crecimiento e internacionalización.

Por ello, el informe ha analizado, como cada año, las diferentes variables que describen el impacto de la transformación digital en las empresas españolas: la disponibilidad de equipamiento informático, el acceso a Internet, la existencia de página web corporativa, la utilización de medios sociales, la aplicación de soluciones cloud computing… Además, se incorporan, respecto a versiones anteriores del estudio, novedades como el análisis de Big Data y la ciberseguridad o la penetración a través de la publicidad dirigida.

El estudio de cada indicador se lleva a cabo desde una perspectiva temporal, describiendo su evolución respecto al año anterior. De esta forma se presenta la tendencia que están siguiendo los indicadores.

El estudio se ha elaborado con los datos del año 2016 y, como en pasadas ediciones, ha analizado un total de diez sectores de actividad empresarial: industria; construcción; venta y reparación de vehículos a motor; comercio mayorista; comercio minorista; hoteles campings y agencias de viajes; transporte y almacenamiento; informática, telecomunicaciones y servicios audiovisuales; actividades inmobiliarias, administrativas y servicios auxiliares y actividades profesionales, científicas y técnicas. Las empresas estudiadas representan el 73,2% del total de las empresas de la economía española.

A continuación te presentamos un resumen de los resultados obtenidos sobre la situación tecnológica de las empresas españolas. Puedes ampliar la información accediendo al informe aquí:

Disponibilidad de equipamiento TIC básico

El 99% de pymes y grandes empresas disponen de algún ordenador según este estudio. Esta cifra desciende al 75% en el caso de las pequeñas empresas (menos de 10 empleados).

En este caso, algunos ámbitos como comercio al mayor o industria se encuentran por encima del total del sector.

Acceso a Internet

El acceso a Internet presenta unos resultados parecidos a la variable anterior. La práctica totalidad de empresas de más de 10 empleados dispone de conexión a Internet (más del 95%), mientras que en el caso de las microempresas el nivel es del 71%, incrementando progresivamente (más de dos puntos respecto a 2015 y más de tres respecto a 2014).

Destaca, no obstante, el dato relativo a las microempresas en el sector de la información y las comunicaciones y en el de los hoteles y agencias de viajes, donde el porcentaje es parecido al de las medianas y grandes empresas.

El informe también mide la disponibilidad de banda ancha fija, dato que disminuye respecto a estudios anteriores más de 3 puntos. Por último, en relación al acceso a Internet mediante banda ancha móvil, sigue una evolución positiva respecto al periodo anterior, independientemente del tamaño de la compañía.

Página web corporativa

La disponibilidad de una página web corporativa es uno de los factores que presenta resultados más dispares dependiendo del tamaño de la empresa. Así, el 78% de las grandes empresas tiene espacio web propio, mientras que solo el 32% de las empresas de menos de 10 empleados dispone de él. Aun así, estos datos mejoran respecto a 2015.

Los sectores de hoteles y agencias de viajes y de información y comunicación son los que se sitúan en las primeras posiciones. El sector del transporte y el almacenamiento se encuentra en la última posición.

Movilidad

El análisis de la movilidad hace referencia al porcentaje de empleados que dispone de dispositivos portátiles con conexión móvil a Internet proporcionados por las propias empresas. En este sentido, un 25% del personal de las medianas y grandes empresas dispone de estos dispositivos, porcentaje que aumenta hasta el 31% en el caso de las pequeñas empresas.

La movilidad es uno de los pocos factores incluidos en el estudio en el que las pequeñas empresas presentan mejores resultados frente a compañías más grandes. Esta tendencia también se refleja en la mayoría de sectores, destacando el de la información y comunicaciones.

Software empresarial de código abierto

Los navegadores de Internet y las aplicaciones ofimáticas son las soluciones de software de código abierto más utilizadas en todos los sectores de actividad, independientemente del tamaño de la empresa.

Como en las variables anteriores, el sector de la información y las comunicaciones vuelve a ser donde se alcanza mayor índice de penetración de estas soluciones, con casi un 93%. Destacan también el sector  hotelero y las agencias de viajes (87%), el de la construcción (88%), el de las actividades profesionales, científicas y técnicas (89%) y, por último, el de la venta y la reparación de vehículos de motor (90%).

Trámites con la Administración Pública

Este factor ha experimentado un leve retroceso respecto a 2015 después de la evolución positiva que venía mostrando en periodos anteriores. Actualmente un 91% de medianas y grandes compañías interactúa con las administraciones públicas a través de Internet, porcentaje que se sitúa en un 69% en el caso de las pequeñas empresas. La obtención de información de las páginas web de la administración, la descarga de impresos y formularios y la declaración de impuestos por vía electrónica sin necesidad de trámites adicionales en papel son los motivos más destacados de la interacción de las empresas con la Administración.

Medios sociales

La utilización de medios sociales hace referencia al uso de plataformas de comunicación online donde el contenido es creado directamente por los propios usuarios. De los medios sociales contemplados en el estudio, las redes sociales son las reinas indiscutibles. Esto se refleja en que más del 90% de las empresas utilizan esta vía de comunicación, quedando relegadas a un casi inexistente lugar aquellas compañías que consideran que los medios sociales no son nada útiles (3,5% de pymes y grandes empresas y 5% de microempresas).

Siguiendo con la tendencia, de nuevo son los sectores hotelero y de agencias de viajes junto con el de la información y comunicación los que destacan en el extenso uso de estos medios en todo tipo de empresas.

Soluciones cloud computing

La penetración de soluciones basadas en la nube adquiridas por los distintos sectores continua siendo limitada, situándose entre el 20% y el 40% en todos los casos. Los servicios más demandados continúan siendo, eso sí, los de correo electrónico y almacenamiento de ficheros.

Vuelve a destacar el sector de la comunicación e información y en este caso también el de actividades profesionales, científicas y técnicas. El menor porcentaje de uso se sitúa en el sector de la construcción.

Formación en TIC

La formación en competencias digitales muestra diferencias notables dependiendo de los segmentos empresariales. Las pymes y grandes empresas continúan invirtiendo en acciones formativas para su personal, tal y como demuestra el aumento en el porcentaje respecto a 2015. El caso de las pequeñas empresas es diferente, ya que la tendencia es negativa, disminuyendo un 0,5% respecto al año anterior.

Es importante destacar que las empresas, sobre todo las del sector de la información y la comunicación, destinan más acciones formativas a su personal no especializado en tecnologías de la información (alrededor del 80%) que a su personal especialista (20%).

Comercio electrónico

Como viene siendo tendencia en años anteriores, en 2016 creció el número de empresas que realizó compras por comercio electrónico; un 32% de pymes y grandes empresas y un 17% de microempresas contrató o adquirió bienes y servicios a través de redes basadas en protocolos de Internet u otras redes telemáticas.

Nuevamente los sectores líderes son el de comunicación e información, el de actividades profesionales, científicas y técnicas y el de venta y reparaciones de vehículos de motor.

Ciberseguridad

La ciberseguridad se ha introducido este año por primera vez en el estudio como variable a tener en cuenta, dados los últimos y conocidos casos de ransomware, y hace referencia a las medidas o procedimientos internos de seguridad TIC más extendidos entre las empresas. Según el estudio, estos son la autentificación mediante contraseña segura, las copias de seguridad de datos externas y la identificación de usuarios mediante elementos hardware.

Se aprecia una brecha importante entre empresas dependiendo de su tamaño: las pymes y las grandes empresas alcanzan el 88% mientras que las microempresas se quedan en la mitad, con un 48%.

Publicidad dirigida

La publicidad dirigida es otra de las variables que se han introducido en esta edición del estudio y pretende conocer qué porcentaje de empresas de las que pagan por anunciarse en Internet utiliza métodos de publicidad dirigida. Los resultados determinan que un 23% de pymes y grandes empresas paga por anunciarse en Internet, de las cuales un 20,5% utiliza métodos de publicidad dirigida. En el caso de las pequeñas empresas, estos porcentajes son del 12% y 11%, respectivamente.

De entre los sectores que forman parte del estudio, destacan los porcentajes de empresas que utilizan publicidad dirigida en hoteles y agencias de viajes y en el de venta y reparación de vehículos de motor.

Big Data

En Big Data (gestión y análisis de enormes volúmenes de datos) es la última variable que se ha introducido en esta versión del estudio. Los resultados determinan que un 9% de las pymes y grandes empresas y un 3% de las microempresas analizó Big Data. La geolocalización a partir de dispositivos portátiles fue la fuente de datos más habitual.

De entre los sectores estudiados, destaca el sector de información y comunicaciones. De igual manera, las compañías que centran su ámbito de actuación en actividades empresariales relacionadas con hoteles y agencias de viajes se encuentran entre las que más utilizan las técnicas de Big Data para el análisis de grandes volúmenes de información.

Conclusiones del estudio

Finalmente, después de presentar los resultados de todas las variables analizadas, el estudio expone una serie de conclusiones que se han elaborado con la ayuda de representantes de cada área tecnológica de las empresas más significativas que operan en España. Estas son las principales:

  1. El acceso a Internet se está convirtiendo en un factor imprescindible para las empresas españolas ya que la mayor parte de los procesos de negocio, desde el aprovisionamiento hasta la comercialización, requieren de conectividad a la red. Por tanto, contar con conexión a Internet es un requisito imprescindible para mejorar la competitividad y productividad de las compañías.
  1. Los medios sociales son, cada vez más, una de las principales ventanas al mundo para las empresas, independientemente de su tamaño. En este ámbito las empresas con menor número de empleados y facturación (microempresas y pymes) pueden competir en igualdad de condiciones con las grandes empresas en campos como la búsqueda de talento o el posicionamiento de marca gracias a los medios sociales.
  1. El uso de soluciones en la nube está creciendo de forma notable en el ámbito empresarial, fundamentalmente por el aumento del conocimiento de este modelo de prestación de servicios, que facilita a las empresas más pequeñas (microempresas y pymes) acercarse a las prestaciones tecnológicas que disfrutan las grandes empresas con costes mucho más asequibles.
  1. Las empresas españolas incorporan soluciones de ciberseguridad, aunque a un ritmo menor de lo deseable. La principal causa del moderado uso de la ciberseguridad es el desconocimiento que aún persiste sobre las amenazas existentes. La falsa sensación de seguridad lleva a las empresas a prescindir de las soluciones de este tipo, ya que no las consideran esenciales para el desarrollo del negocio.
  1. Según los datos registrados, el desarrollo del comercio electrónico entre las pymes se ha detenido. Las administraciones públicas colaboran en el impulso del comercio electrónico mediante planes de ayudas a las empresas para desarrollar sus portales de comercio electrónico y sus estrategias de marketing. Sin embargo, la excesiva regulación existente, tanto a nivel nacional como europeo, así como su fragmentación en mercados aislados, dificulta enormemente que una pyme pueda aprovechar el potencial económico del comercio electrónico a escala global.