Artículos recientes

Metaverso: Seguimos avanzando hacia el internet del futuro

 

Los medios de comunicación y redes sociales no dejan de hablar del metaverso como algo novedoso que está llegando, aunque no acaba de llegar y algunos dicen que ya hace tiempo que ha llegado. Vamos a hablar un poco de él para situarnos de forma muy básica en este nuevo internet de una nueva era.

¿Qué es el metaverso?

La palabra “metaverso” es un acrónimo que une dos palabras diferentes: “meta” del griego “más allá” y “verso” que hace referencia al universo, por lo cual el significado ya podríamos deducir que nos presenta algo más allá de la realidad. Se define con el adjetivo de realidad aumentada.
En 1992, el escritor de ciencia ficción Neal Stephenson (Maryland 1959) publicó la novela Snow Crash, en la que nombraba al ciberespacio como metaverso. De todas formas, el propio autor manifestó en noviembre del año pasado que “no tengo nada que ver con nada de lo que Facebook está haciendo en relación con el metaverso”, conocida es su actitud que se desprende del contenido de algunas de sus obras como contrario a las grandes corporaciones.


En palabras de Mark Zuckerberg, presidente y director ejecutivo de Meta, es “una Internet incorporada en la que estás en la experiencia, no solo mirándola”. Los usuarios podrán hacer “casi cualquier cosa que puedan imaginar: reunirse con amigos y familiares, trabajar, aprender, jugar, comprar, crear, así como experiencias completamente nuevas”. Así, a través de varios mundos virtuales interconectados en 3D, las personas que formen parte del metaverso pueden socializar en tiempo real, resultando más inmersivo que la actual realidad virtual. Con unas simples gafas, al sumergirnos en él, tendremos la impresión de estar realmente dentro de la realidad, interactuando con todos los elementos. Una teletransportación a todos los niveles, con la posibilidad de sensores que pueden registrar nuestros movimientos físicos para que nuestro avatar haga exactamente lo mismo, interpretando expresiones faciales y lenguaje corporal para compartir cómo nos sentimos entre las personas que interactuamos.

Orígenes del metaverso

El antecedente en la década de 2000 fue Second Life, que se caracterizó como un grupo de experiencias virtuales en un conjunto compartido de puntos de acceso, ofreciendo una realidad alternativa para sus usuarios. El metaverso pretende ir más allá e incorporar en todos los aspectos posibles el mundo real al virtual, al igual que sucedía en Second Life cuando nos teletransportábamos a diferentes lugares virtuales. A través de gafas especiales y otros complementos, nos trasladaremos a un mundo nuevo que nos permitirá interactuar totalmente, realizando las mismas cosas que hasta ahora solo podíamos hacer fuera de casa, pero cómodamente desde nuestro hogar.


¿Cómo entramos al metaverso?

De hecho, la experiencia más cercana que existe de metaverso la podemos obtener con los videojuegos. Sin embargo, los desarrolladores están trabajando todavía para superar los límites y organizar toda clase de eventos y economías virtuales.
Casi cien millones de personas diariamente inician sesión en Roblox, Minecraft y Fortnite Creative (plataformas dedicadas a ocio, juegos o conciertos) que ya admiten identidad virtual consistente, bienes virtuales y que pueden acceder desde la mayoría de los dispositivos. Este dato lo apunta Matthew Ball, escritor, CEO de Epyllion y exjefe global de Estrategia de Amazon Studios, en el artículo de la revista americana Time que el mes de agosto dedicaba su portada al metaverso con el título Into the Metaverse, the Next Digital Era Will Change Everything.
Son los primeros pasos, pero el proyecto definitivo todavía no está listo. Tiene que afrontar todavía algunos obstáculos.

Dificultades y ventajas en el camino hacia el metaverso

El metaverso puede comportar que cada vez más una mayor parte de nuestro tiempo (trabajo, ocio, relaciones, economía) lo dediquemos a gastarlo en el mundo virtual, todavía más tiempo que hoy diariamente dedicamos a nuestros dispositivos digitales. Por tanto, algunos problemas derivados de la existencia digital actual pueden verse agravados.

Inconvenientes

1. Inseguridad en los datos
2. Derechos de propiedad de los datos
3. Falsificaciones de identidad
4. Desinformación
5. Conectividad constante

Ventajas

Por otro lado, el metaverso supondrá unas cuantas ventajas que añadir a las que ahora ya disfrutamos del mundo virtual.
1. Acceder a más servicios para todas las personas y en especial a las que se puedan ver impedidas de acceder a ellos presencialmente por cuestión física.
2. Expandir la presencia de empresas, ofreciendo más fácilmente sus productos y sus propuestas.
3. En cualquier negocio facilitar la interacción con los clientes.
En el citado artículo de la revista Time, Ball informó que “empresas de todos los nichos e industrias, desde las tecnológicas más grandes del mundo, como Microsoft, Apple, Meta y Nvidia, hasta las marcas de moda más reconocidas, como Nike, Adidas y Gucci, entre otras más, están acercándose al Metaverso”. Por algo será…

De todas formas, ventajas e inconvenientes aparte, tras la lectura de este artículo, con la intención de que prevalezca la idea de un futuro esperanzador conviviendo con el metaverso, desde MGS nos gustaría que este cambio que se avecina sea una oportunidad de unir a las personas a la vez que pudiera tener como consecuencia que la economía global del planeta pueda construirse de forma más igualitaria.
Realmente es un deseo que comporta un ambicioso reto, pero, citando las palabras de Ball, “establecerlo es difícil, pero también es probable que valga la pena“.