Artículos recientes

Movilidad sostenible: asegurando el futuro de los transportes

patinete eléctrico

Sabemos que es importante la sensibilización y la colaboración de todos los actores para proteger el medioambiente y contribuir a generar un impacto real y consolidar un verdadero cambio. Para ello, la tecnología a la hora de movernos, sobre todo en núcleos urbanos, nos traslada al uso de nuevos medios de transporte que apuestan por la sostenibilidad.

Una oportunidad a raíz de la pandemia

Es evidente que el covid ha afectado al ámbito del transporte, tanto público como privado, y las compañías aseguradoras se adaptan con velocidad a lo que demanda la sociedad: conseguir una mayor sostenibilidad a la hora de desplazarnos. Aquí, el sector asegurador tiene una oportunidad para seguir creciendo, con un margen para proteger a los usuarios de los riesgos ocasionados por esta nueva forma de movilidad que irá creciendo, desde coches eléctricos, motos eléctricas y transporte público hasta viajes en coche compartido. Y otra oportunidad viene de la mano de la tecnología de sensores, que analiza los comportamientos asociados a la conducción de vehículos eléctricos.

Un seguro novedoso y sostenible

El sector asegurador, consciente de los cambios acelerados en la movilidad y la necesidad de protección para todo tipo de movilidad sostenible, ofrece nuevas y mejores prestaciones. ¿Cómo? A través de la cobertura integral de la movilidad personal. Es lo que nos ofrece MGS Movilidad Personal,  que da respuesta a las necesidades surgidas por el uso creciente de vehículos de movilidad personal, medios cada vez más utilizados en los desplazamientos por ser respetuosos con el medio ambiente y apropiados para evitar el tráfico de nuestras ciudades.

 

bici eléctrica trabajo

El debate sobre el seguro en VMP

En cuanto a los VMP (vehículos de movilidad personal), no necesitan un seguro obligatorio (por ahora) para circular porque así lo establece el Real Decreto 1507/2008 que exige una póliza para “todos los vehículos idóneos para circular por superficie terrestre e impulsados a motor incluidos ciclomotores, vehículos especiales, remolques y semirremolques, cuya puesta en circulación requiera de una autorización administrativa”. Hay que tener en cuenta que los VMP no necesitan ninguna autorización administrativa, es decir, permiso de circulación.

Desde la DGT ya están estudiando el seguro obligatorio, y no se conoce si este recaerá sobre el vehículo o sobre el usuario. El aumento de accidentes con VMP desde que aparecieron en nuestras carreteras está avalado por la DGT, que nos proporciona unos datos muy relevantes: el 40 % de los españoles asegura desconocer que los VMP, como las bicis y patinetes eléctricos, no pueden circular por las aceras. Asimismo, el 20 % de sus usuarios no conoce el contenido de las principales leyes de seguridad vial en relación a la movilidad sostenible en las ciudades.

VMP

La idea de movilidad urbana sostenible nace de la preocupación por los problemas medioambientales y sociales ocasionados durante la segunda mitad del siglo XX debido a un modelo de transporte urbano basado en el coche privado.

Los inconvenientes de este modelo, entre los que destacan la contaminación del aire, el consumo excesivo de energía, los efectos sobre la salud de la población o la saturación de las vías de circulación, han provocado una voluntad colectiva por encontrar alternativas que ayuden a paliar sus efectos negativos y a idear un nuevo modelo de ciudad sostenible.