Artículos recientes

¿Para qué sirven las ‘cookies’?

Internet y cookies son dos conceptos que van asociados con la navegación por la red desde hace años, y todos nos hemos encontrado con el típico mensaje al entrar en una página web que visitamos: “tu privacidad es importante para nosotros”, “aceptar o configurar cookies”.

Pero ¿qué son exactamente y qué usos tienen estas ‘galletas web’ que vemos tan a menudo?

Definición y función de las cookies

Las cookies son pequeños archivos temporales con datos, guardados en el dispositivo del usuario al visitar una página web. Hasta que entró en vigor la RGPD, las páginas web podían almacenar cookies en el ordenador del usuario sin su consentimiento previo. En cambio, ahora es necesario contar con su consentimiento expreso e inequívoco. Por eso, ahora cuando visitas una web por primera vez te aparece un mensaje para que aceptes sus cookies.

Su principal función es identificar a los usuarios a través del servidor de una página web, recordando información importante como quién eres y qué has hecho anteriormente en esa web. Una función muy útil es poder recordar accesos y credenciales de usuarios, así que puede ayudarte a evitar tener que ingresar tus credenciales en una página que uses a menudo. También sirven para recordar el comportamiento de un usuario en una página web, como por ejemplo una tienda online de la que sales sin completar la compra y, al regresar, no necesitas añadir lo que ya tenías en el carrito de compra.

Tipos de cookies

Por origen:

  • Propias: se generan directamente desde el sitio web y mejoran la experiencia de navegación del usuario en un futuro dentro de esas páginas.
  • Terceros: tienen su origen en servidores externos, como algunas plataformas de redes sociales que rastrean la actividad en línea del usuario y publicitan productos y servicios específicos.

 Por temporalidad:

  • Temporales: los archivos desaparecen en cuanto el usuario deja de navegar en la página web y solo están diseñados para mantener la información al visitar diferentes páginas del sitio o al actualizarlas.   
  • Permanentes: los archivos permanecen en el equipo del visitante y estarán de nuevo disponibles en cuanto se visite de nuevo el sitio web.

 Por función:

  • De análisis: para conocer el rendimiento de una web al recopilar la información del comportamiento del usuario en ella.
  • De preferencias: consiguen guardar la personalización de un usuario al visitar un sitio: localización desde donde se ingresa, lengua…
  • De marketing: ayudan a crear perfiles analizando los comportamientos de los visitantes, como la navegación en otras páginas o las búsquedas realizadas.
  • Técnicas: no pueden borrarse de los navegadores porque optimizan el funcionamiento de una web y gestionan el tráfico que reciben.

Finalmente, desde Tu Blog Tecnológico consideramos que, por seguridad, es importante que, si dispones de una página web, conozcas la obligatoriedad de informar a los usuarios que entren por primera vez del uso de cookies. Debes incluir una casilla de aceptación en la que los usuarios confirmen de manualmente que te autorizan a colocar cookies en su equipo. Además, si entras en alguna web en la que no salta la aceptación de cookies desconfía de que sea una web segura.